CAPÍTULO 48 – LOS VACÍOS DE LA LEY DE ABORTO

  • Los expertos sugieren que la legislación debería ser similar a la europea
  • Otra carencia reseñable es la mala calidad de la educación sexual en nuestro país

Las denuncias presentadas contra dos clínicas de interrupción del embarazo y el reciente anuncio de que el PSOE estudiará la modificación de la ley del aborto ha abierto el debate social sobre este tema. Los profesionales consultados por elmundo.es señalan las deficiencias de la actual normativa y cómo podrían solucionarse con un nuevo texto legal.

No es algo novedoso puesto que el partido socialista, históricamente, ha querido, más de palabra que de obra, cambiar la norma que permite, en supuestos muy completos, interrumpir un embarazo. Pero llega en un momento delicado en el que muchos centros y profesionales que ejercitan y defienden este derecho de las mujeres se sienten perseguidos por algunos sectores de la sociedad.

Los derechos reproductivos reconocen la libertad de una mujer para decidir si quiere tener o no tener hijos, cuándo y cuántos desee. La contemplación de este derecho en las leyes de un país permite el acceso a abortos seguros o, lo que es lo mismo, una mejor salud para las mujeres.

Desde que entró en vigor hace 22 años, la ley del aborto en España ha sido fuente constante de controversia entre los sectores conservadores y progresistas del país. El texto, que supuso una revolución especialmente por su nacimiento posdictatorial, es hoy uno de los menos permisivos de la Unión Europea, donde la gran mayoría de los países gozan de una ley de plazos.

La legislación española contempla la interrupción en tres supuestos: por violación, por graves defectos físicos del feto o por peligro grave para salud física y psíquica de la madre. Los dos primeros se pueden se pueden alegar dentro de las 12 y 22 primeras semanas, respectivamente, mientras que el último no tiene límite.

En cambio, una ley de plazos, como las vigentes en buena parte de Europa, permitiría el aborto libre durante las primeras semanas de gestación. En Holanda, por ejemplo, está permitido el aborto sin restricciones durante las primeras 24 semanas, el periodo más largo de Europa. De aprobarse la reforma, en nuestro país este umbral sería previsiblemente más bajo y a partir de ahí sólo se practicarían en determinadas circunstancias.

¿Qué ventaja tiene una norma frente a otra? En primer lugar, defender el derecho de las mujeres a decidir. Desde la Asociación de Planificación Familiar de Madrid las críticas a la actual normativa son duras. Su presidenta, Concepción Martín Perpiñán, considera que en España “no hay una ley que respete los derechos reproductivos de las mujeres. El derecho a decidir de las mujeres en nuestro país no existe. La ley es deficitaria”. Y por eso hay que cambiarla, asegura.

Además, el texto actual tiene deficiencias importantes como el hecho de que “no da solución a los diagnósticos tardíos”, ha explicado a elmundo.es Sergio Muñoz, director de la Clínica El Bosque de Madrid, especializada en estas intervenciones.

Este vacío legal ocasiona situaciones muy desagradables cuando más allá de la semana 22 de gestación se detectan en el feto malformaciones incompatibles con la vida. A pesar de las súplicas de las madres, la ley impide practicar un aborto y obliga a llevar a término ese embarazo y dar a luz a un niño que no sobrevivirá.

Una ley de derechos

Hacer una ley de plazos -explica Muñoz- sería una buena solución que evitaría que las mujeres tuvieran que someterse a una desagradable evaluación psiquiátrica”. Después, “es necesario redactar bien los requerimientos [para los abortos más tardíos] porque en la actualidad no lo están”, añade.

Esta “ley de derechos y no de despenalizaciones”, es lo que demanda ACAI, la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo. Según explica su presidenta, Eva Rodríguez Armario, “las mujeres estamos en una situación de indefensión porque es necesario el consentimiento de un médico [para abortar]”.

Este visto bueno por parte del facultativo que acredita que la mujer cumple con alguno de los requisitos despenalizados “se está poniendo en duda constantemente”, señala Rodríguez, “como se ha visto en estas semanas [con las denuncias presentadas contra varias clínicas]”.

Este “acoso sistemático”, definido así en un comunicado emitido por las 31 clínicas que forma ACAI, da idea de la controversia que rodea este tema. Muchos profesionales consideran que el enfrentamiento es fruto de la hipocresía y la doble moral.

Para Muñoz, la cuestión está clara: “Hay que defender el aborto porque existe el embarazo no deseado y porque no queremos que las mujeres se mueran como lo hacían antes”.

Educación sexual, la asignatura pendiente

No obstante, una modificación de ley del aborto no es la panacea y precisa de una base sólida que convierta la interrupción del embarazo en lo que debería ser, la solución última. Pero en España, la educación sexual y la planificación familiar se han obviado durante mucho tiempo.

“Muy pocas veces se aplica, y cuando se hace es en forma de talleres cortos, charlas,… que no sirven para educar y cambiar actitudes. La educación sexual debe hacerse de una vez en el aula“, reivindica Concepción Martín.

El 98% de los embarazos de jóvenes entre 15 y 19 años no son deseados y casi la mitad termina en un aborto. Según los expertos, una buena educación sexual reduciría a todas luces estas tasas de interrupción del embarazo, tal y como ha sucedido en otros países europeos.

Bélgica, Holanda y Alemania tienen el porcentaje de abortos más bajo del continente (en torno a siete de cada 1.000). Paradójicamente, sus leyes son bastante permisivas a este respecto. Este éxito podría estar relacionado con sus planes de estudio que incluyen la asignatura de educación sexual, espacios dedicados a esta información en los medios de comunicación y una visión más pragmática de estos temas, que en lugar de ser un tabú son tratados abiertamente incluso en el seno familiar.

En cuanto a la anticoncepción, otra de las piedras angulares, “tampoco salimos muy bien parados, sobre todo en lo que se refiere a los jóvenes”, critica Martín. “España no sigue las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, que propone un servicio de atención a jóvenes en salud sexual por cada 100.000 habitantes”.

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundosalud/2007/12/18/mujer/1197984885.html

———————————————————————

Buen artículo no exento de polémica. Es un auténtico debate social, un tanto tabú, pero que está en la calle. Para variar, nuestro instinto sancionador y prohitivo, nos hace clamar al cielo cuando alguien aborta.

Se puede estar de acuerdo o no, pero lo que es evidente es que la manía persecutoria contra las clínicas que nos ha entrado, es muy perjudicial… por la doble moral. Me explico: por un lado sancionamos el aborto, asunto en el que estamos muy atrasados ya que donde las leyes son más permisivas (Bélgica, Holanda y Alemania), el porcentaje de abortos es más bajo.

¿Sancionar y perseguir como si fueras la Santa Inquisición de la Edad Media?, creo que la respuesta es más que obvia. Señores, que estamos en el siglo XXI y no acabamos de entender estos conceptos… por lo que estamos un tanto estancados.

Otro tema es la educación sexual, muy precaria en este país, ya que mucha libertad sexual, mucho conocimiento, muchas campañas y tal y tal… mucha parafernalia, ya que llama especialmente la atención que el 98% de los embarazos de jóvenes de entre 15 y 19 años no son deseados y casi la mitad termina en un aborto.

Pero es que además, España no sigue las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, que propone un servicio de atención a jóvenes en salud sexual por cada 100.000 habitantes. ¿Esto se cumple? Ni de coña.

Mi opinión personal es que el aborto debería de ser legal, pero sería posible que antes de que la mujer tome la decisión, se la asesorara en el proceso de decisión, ya hay algunos casos de mujeres que luego se arrepienten y caen en depresión (sobre todo menores de edad).

Le decisión final debe ser de la madre en cuestión, pero teniendo antes completa información sobre lo que va a hacer, algo que se sobreentiende, pero en algunos casos no es así.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sociedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s