CAPÍTULO 49 – VIDEOJUEGOS Y NIÑOS

Amnistía Internacional ve ‘insuficiente’ la regulación sobre videojuegos y niños

Critica los límites del sistema de clasificación de la industria y pide un marco legal

La organización Amnistía Internacional critica el código PEGI en su Informe sobre videojuegos 2007 ‘Acceder a violaciones de derechos humanos virtuales, un juego de niños’, y pide al Gobierno que establezca un marco legal que regule la venta, alquiler y difusión por cualquier otro medio de videojuegos con contenidos nocivos para el adecuado desarrollo de las niñas, niños y adolescentes.

La organización considera que el código PEGI es “un sistema basado en la autovaloración de las propias empresas de ‘software’ de entretenimiento, cuya prioridad es la venta y distribución de los videojuegos, y que se adscriben voluntariamente a él”.

Además, dice que los iconos utilizados para advertir al usuario no aportan prácticamente nada: “No aportan una información suficiente ni clara acerca del contenido ni de su clasificación por edad”.

Asimismo, comenta que los vendedores tampoco saben mucho acerca del código: “Por lo general las personas encargadas de la venta de videojuegos no cuentan con la información adecuada para saber interpretar estos iconos”, basándose en que al menos dos veces los vendedores no supieron cómo interpretar algunos de estos iconos.

El desacuerdo con las medidas del Gobierno

La organización tampoco está de acuerdo con las medidas adoptadas por las Comunidades Autónomas, ni por el Gobierno central, y acusa a éste de “dejación de responsabilidad”. En palabras del director de Amnistía Internacional en España, Estebán Beltrán, “a pesar de la obligación derivada de las normas internacionales, el Gobierno español sigue apostando por la autorregulación voluntaria de las empresas, sin establecer normas de ámbito estatal que impidan el acceso de los menores a videojuegos clasificados para adultos o que directamente banalizan las violaciones de derechos humanos”.

Según la organización, el Gobierno se comprometió en 2006 a proteger a la infancia y a la adolescencia en materia de videojuegos, y un año después “no ha habido seguimiento de las medidas anunciadas”. Ponen como ejemplo que la Comisión de seguimiento del sector y de la aplicación del código PEGI anunciada por el Ministerio de Sanidad y Consumo el 20 diciembre de 2006 aún no ha sido constituida o que el Gobierno español no ha impulsado ninguna iniciativa significativa con relación al acceso de menores a videojuegos en el Plan Estratégico de Infancia. Además, critica al Gobierno por su pobre participación en iniciativas de ámbito europeo.

Por último, Amnistía Internacional, exige al Gobierno que establezca un marco legal que regule la venta, alquiler y difusión por cualquier otro medio frente a videojuegos clasificados para adultos y que banalizan violaciones de los derechos humanos.

El PEGI, qué remedio

Con esto, dice que “esta iniciativa no es incompatible con las medidas para mejorar el procedimiento de clasificación de videojuegos y de identificación de contenidos del código PEGI”, a pesar de que considere este código insuficiente, aunque es el único que existe “ante la ausencia de una norma legal de ámbito estatal sobre el sector de videojuegos”, concluyen.

La organización ya denunció en enero de este año que el Gobierno delegaba la protección de los menores en las empresas privadas de videojuegos y no hacía nada por protegerlos, violando así sus derechos, al incumplir la legislación nacional e internacional en materia de protección de la infancia, como también ha vuelto a denunciar ahora.

También entonces adviertieron que la clasificación por edades que realizan las empresas fabricantes “a menudo es poco rigurosa y confusa, y la información aportada por los iconos utilizados no es suficiente para conocer el contenido del producto”.

Fuente: http://www.elmundo.es/navegante/2007/12/20/tecnologia/1198148582.html

KEN FOLLETT: LOS PILARES DE LA TIERRA

En Kingsbridge se está construyendo la Catedral más grande y más bella del mundo. Como maestro constructor debes conseguir los materiales de construcción que tus trabajadores necesitan y contratar a los artesanos.
Al jugar retrocederás hasta la Edad Media, tal y como la describió el escritor KEN FOLLETT en su gran novela, de la que se han vendido más de 3 millones de ejemplares en España.
Cada juego incluye un tablero de juego, una catedral, 12 figuras de maestro constructor, 75 cartas, 37 figuras de trabajador, 82 cubos de material, 9 discos de madera, un dado, una bolsa de tela y un reglamento.
Debo admitir que nunca creí que se pudiera crear un juego de tablero a partir de “Los Pilares de la Tierra”. Pero funciona maravillosamente y estoy seguro que nos divertiremos jugando.

————————————————————————————

Resulta ser el ganador del juego de mesa del año en España 2007.

Reglas del juego (PDF)

Fuentes: http://www.labsk.net/index.php?topic=14786.msg168703#new

http://www.devir.es/producto/tablero/pilares/

————————————————————————————–

LIBROS KEN FOLLETT

2007

2005
2002
2001

2000

1998

1996

1995

1993

1991

1989
1986

1983

1982
1980

1979

1978

1978

Fuente: http://www.lecturalia.com/autor/12/ken-follett