CAPÍTULO 72 – EL I+D PÚBLICO SE DISPARA

La UE sitúa a España en el cuarto puesto en inversión institucional, por encima de la media – El gasto privado sigue estancado

España ha logrado situarse en el cuarto puesto del conjunto de la Unión Europea, en gasto público dedicado a Investigación y Desarrollo en relación con producto interior bruto, (PIB). El estudio Ciencia, tecnología e innovación en Europa, publicado ayer por Eurostat, señala que el gasto total realizado por todas las administraciones públicas en España ascendió al 0,85% de PIB, en 2005, lo que la sitúa por encima de la media de la UE (0,74%). Solamente los Gobiernos de Finlandia, (1.03 %); Francia, (0,93%) y Suecia (0,89%), realizaron un esfuerzo mayor, según el estudio de la oficina de estadísticas de la Unión Europea. El presupuesto de Estados Unidos dedicó una cifra equivalente al 1,06% de su PIB a actividades científicas y de desarrollo.

Antonia Mochan, portavoz, de Ciencia e Investigación de la Comisión Europea, comentó que estos datos “confirman que España está cumpliendo con los programas y compromisos en materia de investigación y desarrollo”. Mochan dice que los datos del informe revelan “el fuerte crecimiento registrado por el sector público en I+D entre 2000 y 2005, a un ritmo del 15,3% anual, el doble que la economía”. Durante este mismo periodo, el crecimiento medio de la UE fue del 3,7%.

En términos absolutos, cinco Gobiernos europeos aportan el 80% del total del gasto público de la UE. Alemania encabeza esta lista con 17.221 millones de euros, seguida de Francia (15.950), Reino Unido (12.950), Italia (10.309) y España (7.740).

Pedro Marín, director general en la Oficina Económica del presidente del Gobierno, señaló el fuerte aumento del peso del gasto público en I+D en España que ha pasado del 0,60% del PIB en 2000 al 0,85% en 2005. “Estas cifras tienen un efecto de arrastre en la investigación efectuada por el sector empresarial, parte de la cual es financiada por las administraciones públicas”. Marín asegura que “cuando se conozcan los datos de los dos últimos años, se apreciará mejor el esfuerzo realizado”.

Eurostat publicó también ayer los datos del gasto global (sector público y empresarial) del conjunto de la UE correspondientes a 2006. España se situó en el 1,16% del PIB, todavía por debajo de la media europea, (1,84%), lo que indica la debilidad de la I+D empresarial. Esta publicación no recoge, sin embargo, las últimas cifras de España publicadas el pasado noviembre por el Instituto Nacional de Estadística que fijaron el gasto en I+D en 2006 en 11.815 millones de euros, el 1,20% del PIB y un crecimiento del 16% respecto al año anterior. Es significativo, sin embargo, que mientras el gasto en la UE desciende respecto a 2000, que alcanzó el 1,86%, del PIB de la UE, en España ha aumentado el 27%, desde aquel año.

Con este estancamiento del gasto en investigación y desarrollo, a la UE le resultará muy difícil cumplir el objetivo de destinar el 3% del PIB a Investigación y Desarrollo, establecido para 2010 en la Estrategia de Lisboa. Un objetivo necesario para competir con Estados Unidos y los países emergentes, como China e India.

En cambio, la participación de científicos en las actividades productivas es cada más elevada en la Unión Europea. Bélgica ocupa el primer puesto en la participación de científicos e ingenieros con un 7,9% de la población ocupada. En España, los trabajadores con formación científica y técnica superior representan el 4,6% del total, una proporción ligeramente inferior a la de Francia y a la media de Unión Europea, que es del 4,8%.

En el análisis de regiones con más personas ocupadas en altas y medias tecnologías, la publicación de Eurostat sitúa a Cataluña la tercera, con 286.000 trabajadores. Preceden a la región catalana, Lombardía (448.000) y Stuttgart (377.000).

En el sector de los servicios que requieren un elevado nivel de conocimientos, como son las actividades de investigación y desarrollo en general, la sanidad, la universidad, las finanzas, la cultura y las telecomunicaciones entre otras, tres regiones españolas figuran en la lista de las 20 mejores de la Unión Europea. Se trata de Madrid, con 1.118.000 ocupados de los que 165.000 son de alta cualificación; Cataluña, con 936.000, y Andalucía con 769.000. Ocupa el primer puesto Ile de France con 2.144.000 empleados.

La destacada posición de estas tres regiones españolas en el empleo de personas de alta cualificación en el conjunto de la Unión Europea es un reflejo del gasto en investigación y desarrollo efectuado en España, en los respectivos territorios. Así, Madrid ocupa el primer puesto con 3.415 millones de euros, seguido de Cataluña, con 2.614 millones de euros, y Andalucía, con 1.213 millones.

Fuente: http://www.elpais.com/articulo/sociedad/I/D/publico/dispara/elpepusoc/20080311elpepisoc_2/Tes

———————————————————–

Hacia el Séptimo Programa Marco de Investigación y Desarrollo Tecnológico de la Unión Europea 2007-2010

El TCE prevé en su Art. 166 el establecimiento de Programas Plurianuales de apoyo a la I+D a nivel comunitario. Asimismo, el proyecto de la futura Constitución Europea determina que uno de los objetivos de la Unión Europea será la consecución del Espacio Europeo de Investigación, sentando las bases de lo que serán los futuros programas marco. Uno de los aspectos clave de la política europea de investigación para el período 2007-2013 será el importante aumento de los fondos destinados a la I+D comunitaria recomendado por la Comisión, que propone doblar el esfuerzo financiero.

Actualmente están en marcha los debates y trabajos preparatorios para la elaboración de la primera propuesta del 7PM, cuya publicación está prevista para principios de 2005. Esta propuesta incluirá tanto información específica sobre esquemas de apoyo financiero como las propuestas de la Comisión para las prioridades temáticas de investigación.

Las primeras informaciones aportadas por la Comisión Europea apuntan a un nuevo esquema de organización de las áreas del PM (el esquema “6+2”, seis objetivos prioritarios y dos nuevas áreas de investigación, Espacio y Seguridad), así como un nuevo concepto de gestión descentralizada del mismo. Las seis Áreas Prioritarias previstas en principio serían:

  • Creación de polos de excelencia

  • Lanzamiento de iniciativas tecnológicas en sectores industriales clave

  • Estímulo la competencia entre equipos dedicados a la investigación básica

  • Reforzamiento de los recursos humanos

  • Desarrollo de infraestructuras de interés europeo

  • Fortalecimiento de la coordinación entre Programas Nacionales

Asimismo, la Comisión se ha mostrado de acuerdo con la comunidad científica europea sobre la necesidad de crear un organismo centralizado que se convierta en el principal gestor de los fondos comunitarios dedicados a la investigación y apoye activamente la investigación básica: el Consejo Europeo de Investigación .

Esta página se encuentra en constante actualización para ofrecer todos aquellos avances y novedades que se vayan produciendo en el proceso de elaboración del futuro Programa Marco.

Para más información, también puede visitar la sección de CORDIS dedicada al seguimiento de los trabajos de preparación del Séptimo Programa Marco: http://www.cordis.lu/era/fp7.htm

Fuente: http://idcrue.dit.upm.es/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s