CONGRESO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL

“Cualquiera puede ponerse furioso… eso es fácil. Pero estar furioso con la persona correcta, en la intensidad correcta, en el momento correcto,
por el motivo correcto y de la forma correcta… eso no es fácil.”
Aristóteles (384-322 a. de C.)

El concepto de Inteligencia Emocional ha producido en los últimos años un fuerte impacto tanto en el ámbito teórico como en el campo aplicado. La sensibilidad con la que se ha recibido esta temática, expresa la necesidad humana de dar respuestas al desarrollo emocional. El interés científico en Inteligencia Emocional se manifiesta en la cantidad de publicaciones de prestigiosas revistas especializadas y en el número creciente de ediciones sobre IE, traducidas a diferentes idiomas en muchas partes del planeta.

Una de las razones que explican la amplia difusión de la IE en ámbitos aplicados, es el reconocimiento hecho por profesionales sobre la importancia que tienen las emociones y los sentimientos en los resultados de sus trabajos. La inteligencia emocional constituye un instrumento válido para el desarrollo personal debido a que permite autoconocerse, autorregularse, motivarse, ser empático y crear habilidades sociales.

Este Congreso se propone que la inteligencia emocional sea una herramienta para que los sujetos descubran y comprendan su interior y, de este modo, aprendan a expresarse y a vincularse sanamente.

“No puede haber humanismo, ni reconocimiento del sujeto, si éste no tiene un espacio de expresión; es decir en dónde y cómo expresarse, en definitiva, un afirmarse en su existir único”.
Dr. Raimundo Dinello.

América Latina está constituida por una multiplicidad de razas. Nuestra etnia se fue mezclando con muy diversas corrientes inmigratorias y el resultado es una cultura cuya identidad reside en la diversidad, con una mirada muy abierta hacia el mundo, donde las emociones son explícitas pero no por ello conocidas. Una sociedad madura debe asumir el conocimiento y la regulación de su vida emocional.

El encuentro es una oportunidad para que profesionales y todos aquellos interesados en su desarrollo emocional, de América Latina y otras regiones del mundo, tengan un espacio para intercambiar y experimentar ideas, conceptos, investigaciones, técnicas y experiencias.

Abordará la Inteligencia Emocional desde diversas perspectivas:

  • Salud
  • Educación
  • Organizaciones
  • Comunicación Masiva

Contribuirá a actualizar paradigmas, metodologías y técnicas en un contexto de respeto por la diversidad y los valores humanos. Del mismo modo, destacará la importancia de aplicar los aportes de la Inteligencia Emocional a programas de desarrollo humano en distintos ámbitos sociales.

Convocamos a todos a participar en un congreso emocionalmente inteligente.

Comité Organizador

—————————————————————————————————————

América IE – el 1er Congreso Mundial Científico-Práctico de Inteligencia Emocional se realizará del 28 al 30 de Agosto de 2008, en el Hotel Holiday Inn (5*), de la ciudad de Córdoba, Argentina.

Será una oportunidad única para capacitarse durante 3 (tres) días, donde profesionales y todos aquellos interesados en su desarrollo emocional, de América Latina y otras regiones del mundo, tengan un espacio para intercambiar y experimentar ideas, conceptos, investigaciones, técnicas y experiencias.

VISIÓN: Contribuir al conocimiento y la aplicación de la Inteligencia Emocional en los diferentes ámbitos de la vida, para propender a la manifestación de la paz y el éxito.

MISIÓN: Generar un espacio para el crecimiento y desarrollo de la investigación y de la implementación de la Inteligencia Emocional en América.

OBJETIVOS

  • Ser un medio para la difusión de la IE
  • Demostrar la importancia de la IE como eje central en la construcción de nuevos modelos de desarrollo humano.
  • Fomentar el desarrollo de la investigación y la aplicación de la IE.
  • Vivenciar experiencias prácticas, expresivas, creativas e innovadoras para el desarrollo de la IE en los sujetos.
  • Ofrecer un espacio que posibilite la expresión de las emociones como derecho primario de existir.
  • Generar un espacio de vivencia y reflexión tendiente al equilibrio entre las emociones y la razón.

Se abordará la inteligencia emocional desde las siguientes perspectivas:

  • Perspectiva terapéutica Los datos clínicos a nivel mundial demuestran la importancia de la aplicación de la Inteligencia Emocional y la íntima relación entre las emociones, el cuerpo y la mente. Es prioritario que las intervenciones de los profesionales de la salud contemplen el factor emocional. Numerosos estudios afirman que las personas entrenadas en inteligencia emocional son menos vulnerables a la enfermedad. Las pruebas clínicas confirman al estrés como un co-determinante en la génesis de las patologías médicas y, a su vez, las investigaciones científicas presentan a la inteligencia emocional como un factor relevante en la protección contra el estrés.

  • Perspectiva organizacional Las investigaciones sobre Inteligencia Emocional en este campo demuestran los beneficios que trabajadores emocionalmente inteligentes producen en las compañías y las instituciones a las que pertenecen. A su vez, comprueban que las personas con alta IE tienen mejores relaciones con sus pares y sus superiores, mejor rendimiento laboral y una mayor satisfacción y compromiso con el trabajo y la organización.

  • Perspectiva Educacional Expresar y conocer las propias emociones y sus vínculos con los pensamientos y comportamientos, debe ser una de las metas de la educación en general. Todo lo investigado demuestra la importancia de integrar la alfabetización emocional a los planes de estudio en las escuelas, como así también a las carreras de formación docente. La IE se presenta hoy como una herramienta formativa y fundamental a la hora de resolver situaciones problemáticas en el ámbito escolar. Además, abre el camino para incorporar la educación emocional, desde sus diferentes perspectivas, a la educación formal y no formal. La educación emocional si bien es el resultado de años de trabajo e investigación requiere aún de profundización y sistematización.

  • Perspectiva de la Comunicación Masiva Existe una relación entre emoción y comunicación. Es indudable que este nuevo siglo nos abre una dimensión inédita para explorarla, estudiarla e investigarla. La publicidad, la propaganda y en general los medios masivos nos muestran un panorama comunicacional donde las emociones están presentes e inciden profundamente en los mensajes multimediales. En los últimos años, estudiosos de la comunicación masiva aportan valiosas experiencias y constructos teóricos sobre la relación comunicación–emoción, analizando la concomitancia del factor emocional en ellas. En este sentido, citamos a Antonio Monerris: Toda propuesta racional es relevante no por la perfección argumentativa sino por la capacidad de “conmoción y grado de concernimiento…” Por su conexión sólida y duradera con una emoción. la comunicación ingresa en un espacio en el que impacta al sujeto y lo orienta hacia una dirección preestablecida. Saber más sobre estos aspectos es un desafío ineludible, tanto desde quien produce la multimedialidad como de quien la consume.

—————————————————————————–

¿Qué es la Inteligencia Emocional?
Una revisión de la literatura sobre los modelos de Inteligencia Emocional de los últimos 15 años, muestra la existencia de diferentes clasificaciones, que son en algún sentido, obligatorias y complementarias. Existen entonces, diferentes modelos que explican qué es la Inteligencia Emocional.

La propuesta científica más aceptada es la hecha por Mayer y Salovey (1997), que considera la inteligencia emocional como una habilidad mental. En este sentido, los autores expresan que la Inteligencia Emocional envuelve la capacidad para percibir precisamente, evaluar y expresar emociones; la capacidad para acceder y/o generar sentimientos cuando ellos facilitan el pensamiento; la capacidad para comprender la emoción y el conocimiento emocional; y la capacidad de regular las emociones para promover crecimiento emocional e intelectual.

Por otro lado, Reuven Bar-On (2006) propone un modelo más amplio que el anterior y define la inteligencia emocional-social como un conjunto de competencias, habilidades y facilitadores sociales y emocionales interrelacionadas; que determinan qué tan efectivamente nos entendemos y expresamos, comprendemos a los demás y nos relacionamos con ellos y afrontamos las demandas diarias.

Richard Boyatzis y Daniel Goleman presentan un modelo con cuatro dimensiones esenciales (Boyatzis et al., 2000; Goleman, 2001): Conciencia de uno mismo; incluyendo la conciencia emocional, precisa auto evaluación y auto confianza. Conciencia Social; incluyendo empatía, orientación al servicio y conciencia organizacional. Autogestión; incluyendo autocontrol, fiabilidad, cuidado, adaptabilidad, orientación al logro e iniciativa. Gestión de relaciones que incluye el desarrollo de los demás, influencia, comunicación, gestión de conflictos, liderazgo, ser catalizador de cambios, crear lazos, trabajo en equipo y colaboración.

Petrides y Furnham (2001) proponen una distinción más amplia entre IE como rasgo y IE como habilidad, que no se basa en el modelo teórico ‘per se’, sino en los instrumentos de medida que cada modelo utiliza para medir y operacionalizar la inteligencia emocional. La IE como capacidad se refiere al potencial real de un sujeto para reconocer, procesar y utilizar la información con carga emocional. Se mide con pruebas de rendimiento máximo, con respuestas correctas e incorrectas y pertenece al dominio de la capacidad cognitiva. La IE como rasgo se referiría a “una constelación de disposiciones comportamentales y autopercepciones concernientes a las capacidades propias para reconocer, procesar y utilizar las informaciones con carga emocional”. La IE entendida como rasgo abarca varias disposiciones del dominio de la personalidad, como la empatía, impulsividad y asertividad; así como elementos de la inteligencia social y de la inteligencia personal que son medidos en forma de habilidades autopercibidas. La inteligencia emocional así entendida, se mide a través de medidas de autoinforme y pertenece al dominio de la personalidad. Además de estos modelos existen propuestas pseudo-científicas con cierta intención comercial y más fines de divulgación que científicos (Cooper & Sawaf, 1997; Elías, Tobías, & Friedlander, 1999; Shapiro, 1997; Weisinger, 1997).

Fuentes: Psicothema, edición especial sobre Inteligencia Emocional, 2006 Vol.18. Descargado de http://www.psicothema.com

Fuente: http://www.america-ie.org/index.html


Anuncios
Esta entrada fue publicada en Jornadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s