ADOLESCENCIA III – La ansiedad en los Adolescentes

La Ansiedad en los Adolescentes

La Ansiedad en los Adolescentes

La conducta abúlica de los adolescentes muchas veces no obedece a que no encuentran algo de su interés y estén aburridos sino a que están deprimidos.

La etapa adolescente conlleva una serie de situaciones de cambio que hay que afrontar y que no todos pueden lograr con éxito.

El hecho de tener un comportamiento retraído en exceso, de mostrarse preocupado, de sentirse temeroso al extremo y aislado pueden ser los síntomas que enciendan la señal de alarma.

Porque la ansiedad está asociada a la depresión, que es una enfermedad, y como tal hay que tratarla convenientemente lo antes posible, para evitar la caída en la adicciones y hasta frecuentemente en el suicidio.

El adolescente afectado está preocupado e invadido de pensamientos pesimistas que no tienen fundamento y la razón no es tanto externa sino interna; un mundo interno con un conflicto sin resolver que se vuelve día a día más amenazante.

Influyen varios factores para que se desarrolle este trastorno que muchas veces se suele confundir con un estado pasajero. La historia familiar, es decir, los antecedentes genéticos; las características de su entorno, que incluye su ambiente social y sus familiares directos, su personalidad y su estado emocional que incluye sus circunstancias sus creencias y sus sentimientos.

Es importante solicitar la ayuda de un profesional para realizar una terapia individual o grupal para que el adolescente pueda reconocer cuál es el factor que interviene en mayor medida para provocarle ansiedad y angustia, identificar las situaciones que desencadenan ese estado de ánimo, aprender a controlar sus pensamientos negativos para poder así liberarse y dominar su comportamiento.

Los padres deberán asistir periódicamente a algunas sesiones donde el terapeuta tendrá la oportunidad de enseñarles cómo deben ayudar a sus hijos sin extralimitarse, dejándole el margen de libertad necesaria para vivir sus experiencias personales, sin el temor al fracaso que a veces pueden ocasionar las expectativas familiares demasiado ambiciosas.

Algunos padres tienen que saber que es mejor no hacer nada que hacer demasiado, porque van a tener mejores resultados si aprenden a manejar sus propias ansiedades y se animen a ver a sus hijos enfrentar solos las dificultades.

Crecer es a veces doloroso pero es necesario. Alguna vez vamos a verlos partir y estarán solos y es indispensable que antes que llegue el momento del desprendimiento puedan entrenarse sanamente y aprender a desenvolverse sin su ayuda.

Todas las adicciones tienen una base común y es la depresión, que se caracteriza por la falta de confianza en si mismo, la baja autoestima, el aislamiento, la abulia, la inacción, el insomnio y el abandono personal.

La mejor ayuda es acompañar al adolescente en este proceso, sin intervenir ni asumir como propio el problema.

Fuente:
http://psicologia.laguia2000.com/general/la-ansiedad-en-los-adolescentes

————————————————–

En esta tercera parte entra en juego la ansiedad, algo peligroso que todo sufre algunas veces en su vida (si no, no se trataría de seres humanos), y que pone muy nervioso al sujeto.

¡Atención! La ansiedad es origen de muchas depresiones, situación que de ser posible debemos evitar. Los adolescentes son a menudo víctimas de la ansiedad y en muchas ocasiones les llevan a tener conductas desafiantes, en anteriores artículos comentadas.

Es indispensable acompañar en el proceso al adolescente, pero sin asumir el problema como propio ¿complicado verdad?. Ni más ni menos se trata de dejar un margen de libertad al adolescente para que esa adolescencia no haga el efecto “bola de nieve” (es decir, que cada vez el problema sea más grande).

Solicitar ayuda a tiempo es muy importante, tanto grupal como individual, y puede parecer caro, pero os aseguro que jamás invertiréis mejor el dinero que en crecimento personal (tanto para uno mismo como para su entorno).

Otro asunto importante es el de las adicciones, y es que la adolescencia es la etapa más peligrosa en este apartado, ya que es una época habitual de comenzar a beber y a fumar, por la habilidad social no adquirida de decir NO y saber sobreponerse a la presión social que ejerce el grupo sobre el propio sujeto.

Al comienzo del artículo se habla de una conducta “abúlica” por parte de los adolescente. ¿Qué es eso? Se trataría de una conducta apática, pasiva, desinteresada, dejada… es decir, la actitud del típico “pasota” al que todo le da igual (o al menos eso aparenta porque en varios casos solo se trata de eso, apariencia para reforzar el propio orgullo del adolescente y hacerse el fuerte aunque esté para el arrastre emocionalmente hablando).

Ayudar a los hijos sin extralimitarse es sin duda lo más complejo, ya que no somos un instrumento de medición de conductas, sino personas subjetivas ya que nos influye las emociones y el apego hacia esa persona, lo que nos impide ser objetivos y por lo tanto saber medir con total precisión lo que necesita el hijo, sino aproximarnos lo más posible mediante la observación y la intuición.

¿Es mejor no hacer nada que hacer demasiado? La polémica está servida. Yo sigo creyendo que el adolescente debe tener libertad, que tome sus propias decisiones y que se equivoque, pero eso si, ADVERTIR al adolescente que todas las DECISIONES TIENEN CONSECUENCIAS, que posteriormente deberá asumir, sean buenas o malas, y en esa parte si soy partidario de ser rígido y firme con el adolescente para que no se nos “suba a la chepa”, es decir, le convirtamos en un consentido.

Por último, es indispensable conocer las características personales del sujeto, (tanto familiar, como personal y del entorno) para empezar a buscar soluciones ya que de lo contrario, solo daremos “palos de ciego” e incluso podríamos agrandar el problema en vez de disminuirle.



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: