CAPÍTULO 95 – EL "BOOM" DE LA ENERGÍA LIMPIA

El ‘boom’ de la energía limpia

El plan andaluz eleva en seis puntos el objetivo de la UE en el uso de renovables

La apuesta andaluza por la energía renovable es ya latente no sólo en los datos económicos y de empleo de la comunidad, sino también en la propia fisonomía del territorio andaluz. Huertos solares, plantas fotovoltaicas, o campos de aerogeneradores siembran ya el paisaje andaluz de espejos, tubos y molinos gigantes con absoluta normalidad.

Pero detrás de ello hay datos que dibujan una apuesta decidida por la sostenibilidad y el aprovechamiento de los recursos naturales. El sol, el viento, la alta disponibilidad de biomasa, y la capacidad de producción de cultivos energéticos, sitúan a Andalucía en un puesto de salida aventajado con respecto a los países más desarrollados de nuestro entorno.

El Plan Andaluz de Sostenibilidad Energética (Pasener), que concluye en 2013, prevé elevar en seis puntos el objetivo de la Unión Europea en cuanto al uso de energías renovables respecto del consumo total de energía primaria. Se espera que para ese año el 18,3% de la energía consumida en la comunidad proceda de fuentes de energías limpias. Además, se prevé que el 32,3% del consumo neto de electricidad proceda de las fuentes renovables, que reducirán en un 8% el consumo de energía primaria (un 1% es lo que consumen anualmente más de 500.000 personas) y en un 20% las emisiones de dióxido de carbono por unidad de generación eléctrica.

Asimismo, se espera que pese a la polémica creada por el uso de biocombustibles, este crezca hasta el 8,5% del total de consumo de carburantes utilizados por el transporte.

La evolución de la energía procedente del sol y del viento experimentará en los próximos cinco años un incremento más que notable. Se prevé que la energía eólica incremente su producción un 273% (de 1.284 a casi 5.000 megavatios), mientras que la energía solar fotovoltaica tendrá un crecimiento exponencial del 1.000%, pasando de 36,2MWp a más de 400 MWp. Por su parte, la energía solar térmica triplicará su superficie instalada de 415.600 metros cuadrados de paneles a más de 1,5 millones de metros, y la solar termoeléctrica de 11MW a más de 800 MW.

El biodiésel tiene también un plan de expansión previsto hasta 2013, que elevará de 11 a 16 las plantas productoras y que distribuirán este combustible al 80% de los núcleos urbanos de entre 10.000 y 20.000 habitantes.

Pero la apuesta por las energías renovables está suponiendo además un fuerte desembarco de inversiones en la comunidad, que además de incidir en el empleo temporal por la construcción de centrales y plantas productivas, está creando un importante tejido estable en la industria energética tanto de fabricación de componentes, como de mantenimiento y de investigación y desarrollo de nuevas tecnologías. La Junta calcula que el empleo ligado a este tipo de industrias será de más de 105.000 trabajadores en el entorno de 2013. La construcción de parques eólicos será la industria que absorberá más empleo, el 68% del total, aunque será un empleo temporal. Frente a este, la energía solar acumula el 58% del trabajo estable del sector, seguida de la biomasa con un 25,6%.

La Junta ha establecido para intentar fijar ese empleo en la región una serie de condiciones en las ayudas que pone a disposición de los nuevos proyectos de inversión en energías renovables. El objetivo es que, además de la inversión en plantas o centrales que generen energías limpias, estas instalaciones vayan acompañadas de industrias auxiliares de fabricación de componentes o de mantenimiento. Como ejemplo, la adjudicación de los concursos para construir parques eólicos (500 MW) que está a punto de fallarse, prima la instalación de centros de mantenimiento y producción de equipos en la región. Más de 210 proyectos se han presentado con una potencia, 4.500 MW, que triplica la del concurso.

El presupuesto del Pasener es de 641,7 millones de euros. La mayor parte, el 44,1% se dedicará al fomento de las energías renovables, mientras que las actuaciones orientadas al ahorro y la eficacia energética se llevarán el 38,8% del total. La mejora de las redes de transporte y distribución de energía asumirá más de 68 millones de euros, mientras que los planes de difusión y promoción de la energía limpia consumirán el resto del presupuesto hasta los 41,8 millones de euros.

Fuente: http://www.elpais.com/articulo/andalucia/boom/energia/limpia/elpepusoc/20080728elpand_4/Tes

———————————————

Interesante apuesta de la Junta de Andalucía por las fuentes renovables. Es un sector en crecimiento y con buena proyección de futuro. Me gusta esa moda, espero que sea el comienzo del despertar de un letargo contaminante y autodestructivo por parte de esta especie llamada ser humano. También espero que en otras CCAA cunda el ejemplo (pd: esto va sobre todo por la Junta de Castilla y León, obsoleta, que algún siglo reaccionará).

Esta alternativa se convierte más interesante aún si observamos el fuerte y progresivo crecimiento del precio del petróleo (y aunque baje el barril, nos siguen robando) y darles por el ojete a empresas como Repsol que seguro les duele esto de las energías renovables y les genera hemorroides (mi deseo es que esas hemorroides se agraven más y más, para posteriormente que ese enorme trasero escocido no pueda ni sentarse, ya que le causará un dolor indescriptible que ni grandes dosis de morfina podría aliviar, siendo un paso previo a una muerte lenta y agónica del petróleo y la contaminación masiva).

Un diez por esta apuesta para Andalucía. Buena influencia para el resto.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s