CAPÍTULO 120 – UNO DE CADA CUATRO GUERRILLEROS COLOMBIANOS ES UN MENOR DE EDAD


INFORME DEL TRIBUNAL INTERNACIONAL SOBRE LA INFANCIA

  • El informe compara la situación de la infancia en el conflicto colombiano con el Congo
  • Los niños indígenas y afrocolombianos son más vulnerables al reclutamiento

El Tribunal Internacional sobre la Infancia afectada por la guerra y la pobreza de la Misión Diplomática Internacional Humanitaria RWANDA aseguró que la situación de los niños en el conflicto armado colombiano es similar a la de los niños en el Congo.

La afirmación la hizo el Tribunal al presentar en Bogotá su informe anual sobre la situación de los niños en Colombia. Además, llamó la atención sobre el reclutamiento de menores en grupos armados ilegales, en los que recordó hay incorporados cerca de 14.000 menores.

“En Colombia se ha venido cometiendo un genocidio a cuentagotas contra la infancia por parte de los actores del conflicto armado. La situación de la infancia es tan grave que por eso hemos dicho que para nosotros Colombia es el Congo de América Latina“, expresó el presidente del Tribunal, el argentino Sergio Tapia.

Sobre este aspecto, el informe indica que el reclutamiento de menores en el país sudamericano “muta de actor en el conflicto, de grupo armado a miembro de bandas criminales y viceversa”.

“Lo importante es remarcar que el reclutamiento no pasa sólo porque se encuentren niños y niñas con un fusil, sino por todo tipo de trabajos que realizan los menores en estas estructuras narco- armadas, desde ‘raspachines’ (que recogen las hojas de las matas de coca), hasta cinturones de seguridad, tráfico y venta de drogas”, precisó Tapia.

“En el conflicto armado colombiano uno de cada cuatro combatientes es un niño. Lo alarmante es que se están utilizando pequeños desde los seis años para trabajos de inteligencia, sembrar minas antipersona, llevar explosivos”, anotó.

Reclutamiento por todo el país

La investigación del Tribunal asegura que la problemática del reclutamiento de menores en estructuras ilegales está inmersa en casi todo el territorio colombiano, pero que el fenómeno es mucho más fuerte en las fronteras.

Una pareja de adolescentes en un campamento de la guerrilla colombiana. (Foto: Salud Hernández)

Una pareja de adolescentes en un campamento de la guerrilla colombiana.

En este sentido, llamó la atención sobre los niños colombianos afectados por el conflicto que logran huir hacia otras naciones fronterizas, de los que dijo “ningún otro gobierno se quiere hacer cargo de ellos y muchas veces son discriminados en las escuelas de esos países”.

“Muchos de ellos se escapan por la frontera colombo-ecuatoriana, llegan a Ecuador y allí no pueden decir que son combatientes reclutados. Esto también ocurre en Panamá y en otros países fronterizos. Vemos que no hay una política de integración con los niños refugiados colombianos, recalcó Tapia.

Respecto a los niños indígenas y afrocolombianos manifestó que estos son más vulnerables al reclutamiento por “encontrarse en zonas de interés de los grupos armados ilegales, en zonas olvidadas y acosadas por la guerra”.

Anotó que la pobreza y el hambre que padecen muchos niños en Colombia también es un “crimen de lesa humanidad y un caldo de cultivo para estos grupos armados” que los integran en sus estructuras.

El Tribunal igualmente alertó sobre la situación de los menores que integraban las desmovilizadas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). Jamás se conoció su paradero a pesar del desarme del grupo paramilitar en un proceso de paz con el gobierno del presidente colombiano, Álvaro Uribe.

La situación de los niños en el conflicto colombiano, remarcó el Tribunal, es “una bomba de tiempo muy peligrosa” a la que debe prestársele mayor atención y por la cual hizo un llamamiento para que se detenga el reclutamiento de menores en 2009.

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundo/2009/01/02/solidaridad/1230890568.html?a=aac3bc1b08f3ad3b1680432210f1588a&t=1231034037

—————————

La educación es una de las instituciones más importantes que hay en cualquier país. En Colombia, tenemos un gran problema, aparte de la delincuencia y el narcotráfico: la guerrilla; y este problema es aún mayor cuando “uno de cada cuatro guerrilleros colombianos es un menor de edad”.

Una reflexión: ¿qué educación se le está proporcionando a un niño que ingresa en la guerrilla?. En el artículo se especifica que comienza desde los seis años de edad, ¡seis!. ¿Qué hacíamos nosotros a esa edad?; estar en las primeras etapas de la educación, acabamos de aprender a leer y empezamos a hacer operaciones sencillas (pequeñas sumas).

Pues estos niños no, aprenden antes a manejar un arma que a leer en condiciones y escribir bien. Se le está educando en la violencia y el odio, y ya sabemos que tipo de adultos será mañana. Cada uno puede tener la ideología que quiera y tendrá sus razones para defenderla, igual que los que no opinen como esa persona o grupo de personas tendrán sus razones para no defender esa ideología e inclinarse por otra. Lo que nunca está justificado es la violencia, ningún objetivo se debe pretender conseguir por medio de la violencia.

Me da muchísima pena que salgan este tipo de noticias, pero hay que afrontarlas. Considero que hay una alarmante ausencia de escala de valores en esta sociedad (ejemplo de valores: solidaridad, paz, tolerancia, respeto…) a los que se les da escasa o nula importancia, y vaya si la tienen. Espero que en España valoremos lo que tenemos (que no lo sabemos) e intentemos mejorar desde ahí.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sociedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s