CAPÍTULO 126 – EL 25 % DE LOS JÓVENES VE CON MALOS OJOS LA INMIGRACIÓN

Si bien ha crecido el número de jóvenes que ha madurado su forma de entender el fenómeno de la inmigración y se muestra cada día más tolerante con las personas extranjeras, hay un sector de la juventud que todavía no mira con buenos ojos la llegada a España de personas de otros países y muestra sus propios prejuicios hacia ellos. En los peores casos, incluso parece que ahora las posiciones más radicales poseen mayor peso entre los jóvenes. De hecho, hoy el 14% de los chicos afirma que votarían a un partido xenófobo si sigue aumentando la presencia de inmigrantes en su entorno. Una tendencia que se ha duplicado en los últimos cinco años, pues en 2003 lo pensaban sólo el 7% de los chavales. Por el contrario, la gran mayoría (80%) no estaría dispuesto a dar ese paso.

Los inconvenientes

Como fenómeno general que se da en diferentes países, la inmigración resulta negativa para el 25% de los jóvenes. Y en el caso concreto de España, casi la mitad de ellos (44%) dice que presenta inconvenientes, sobre todo porque los extranjeros «quitan puestos de trabajo» a los españoles, «aceptan sueldos más bajos, que hacen que desciendan los salarios» y «provocan delincuencia y problemas de inseguridad ciudadana». Y aunque en esto los jóvenes en paro son los más críticos, esas ideas parecen bastante extendidas, ya que las comparten tanto los chicos de clases más humildes como los de clases más altas. También los que viven en Levante, centro y norte del país, donde se encuentran los mayores colectivos de extranjeros.

Existen otras actitudes que también reflejan cierta desconfianza hacia los extranjeros. Por ejemplo, dos de cada tres jóvenes, es decir el 68%, considera excesivo el número de inmigrantes que viven en nuestro país. Una creencia que cada vez suma más adeptos. Quizá por eso, la gran mayoría (72%) se decanta por políticas más restrictivas que controlen la entrada de otros nacionales y que sólo se permita el paso a aquellos que cuenten con un contrato de trabajo previo.

Las propuestas se encuentran en sintonía con otras que realizan los chicos cuando se les pregunta cómo tratar a los inmigrantes que se encuentra en situación irregular: la mayor parte (42%) piensa que sólo se debería regularizar a los que tengan un empleo. Incluso hay un 10% que los devolvería a sus países de origen.

Desconfianza

Los chicos tampoco tienen muy claro si la inmigración les genera confianza o desconfianza, pues en esto se encuentran divididos. Lo que sí declaran es que existen grupos que les producen mayor recelo. Es el caso de las personas de origen magrebí y de los rumanos, que no cuentan con muchas simpatías. Sin embargo, los extranjeros de Iberoamérica, de origen latino, africano y subsahariano son más aceptados.

Y también están divididos a la hora de valorar si la convivencia con personas extranjeras conlleva un enriquecimiento cultural para España. No obstante, la mayoría no duda que los inmigrantes sólo deberían conservar las costumbres que no entren en conflicto con las leyes de nuestro país o no molesten a los españoles. Son muy pocos (sólo el 17%) los que se muestran tolerantes y permisivos, es decir, que están a favor de que conserven su cultura y religión sin restricción.
En la convivencia con los inmigrantes hay jóvenes que muestran sus reparos. Aunque la gran mayoría aceptaría trabajar con extranjeros, o que su hijo invitase a un niño inmigrante a casa o vivir en el mismo barrio con otras nacionalidades, hay jóvenes que no se muestran tan tolerantes y rechazan estas relaciones. Un 37% incluso no alquilaría su piso a personas de otros países o no aceptaría de buen grado que su jefe procediera de otro origen. No obstante, siete de cada diez chicos declara que tienen un amigo inmigrante. Suelen ser otros jóvenes de nacionalidad marroquí, colombiana, ecuatoriana, argentina y rumana. Muchos establecen algún tipo de relación con personas de otro origen a través del trabajo, del centro de estudios, por ser vecino o por comprar en comercios regidos por otros nacionales. Existe un 30% de chavales que no mantiene ningún tipo de contacto con extranjeros, bien porque no se ha dado el caso o porque no les interesa, no les gusta o desconfía de ellos y prefieren estar con gente española. Todavía existe un porcentaje elevado de jóvenes que trata al extranjero con desconfianza, con desprecio e indiferencia.
Ese es uno de los datos más preocupantes que refleja un sondeo de opinión presentado ayer por el Instituto de la Juventud (Injuve) en el que se ha encuestado a 1.436 jóvenes de entre 15 y 29 años de todo el país. Aparte de conclusiones positivas -por ejemplo, el 48% de los chicos considera a los inmigrantes como un elemento enriquecedor para la nación que los recibe-, el documento revela que todavía persisten trabas y recelos hacia las personas de otros países que conviven entre nosotros.

FUENTE –> http://www.abc.es/20090219/nacional-sociedad/ciento-jovenes-malos-ojos-20090219.html

———-

Artículo breve pero muy bien redactado, a la vez que eternamente polémico por el tema que trata: la inmigración. ¿Es tan mala para nosotros como mucha gente dice?…o, por el contrario ¿nos viene bien porque nos aporta de primera mano ver otras culturas?; la respuesta, evidentemente, depende del enfoque que se le de a este fenómeno social, y es que España se ha convertido en los últimos años en receptor de inmigrantes, de incluso el mismo sitio al que inmigraban tres o cuatro décadas antes (véase latinoamérica por ejemplo).

“El 25 % de los jóvenes ve con malos ojos el fenómenos de la inmigración”… es un dato para no estar contentos, pero viendo la educación que se les da por parte de los padres, siempre pudo ser peor. Es complicadísimo aceptar bien al inmigrante si en tu propia casa dicen barbaridades sobre ellos (no olviden los padres que sus hijos no son más que meros imitadores del comportamiento adulto que tienen como referencia, en este caso ello)

Gente a favor y gente en contra… eterna discusión, claro que si los inmigrantes vienen en precaria situación y sin formación les será más complicado encontrar condiciones dignas de vida en nuestro país, y, por lo tanto ser más propensos a conductas delictividas (P.D.: mensaje directo al gobierno… algún siglo de estos se dará por aludido).

Por lo menos la gente da argumentos, mejores o peores, razonados o desmesurados, pero hacen sus críticas. Veamos algunas de ellas:

–> “Quitan puestos de trabajo” –> Perdona colega, va a ser que no, más bien trabajan en lo que tu no quieres trabajar y en unas condiciones que tu no aceptas. Como ellos si las aceptan, el empresario tiene el problema resulto. (Ciertamente aquí necesitaríamos mayor regulación administrativa para que las condiciones sean las mismas para el inmigrante y el español, y entonces la competencia así sería más igualitaria, impidiendo al empresario tenerlo tan fácil para abusar de ellos y claro, perjudicarnos a nosotros, teniendo que reducir nuestras pretensiones). Colega, tu enemigo no es el inmigrante, sino el empresario que se descojona viendo como te quejas al inmigrante, siendo él el verdadero responsable (empresario y falta de escrúpulos en estos casos, son sinónimos).

–> “Aceptan sueldos más bajos, que hacen que desciendan los salarios”–> Esta crítica es algo más certera, lo que pasa que para ellos cuando vienen, no resultan ser salarios tan bajos, puesto que sólo tienen que ganar, nada que perder (véase las condiciones en las que vienen de sus países de origen, entonces comprenderás mejor este razonamiento que expongo)

–> “Provocan delincuencia y problemas de inseguridad ciudadana” –> En algunos casos puede ser verdad, pero colega, nuestras instituciones habitualmente tendentes a la incompetencia tendrán algo que ver… ¿o no? ; de todas formas, aquí la polémica está servida. Está crítica está directamente relacionada con la regularización de inmigrantes… y si, si esto se produjeta mejor, seguro que la delincuencia baja considerablemente, pero joder, entonces, se jodería ese estereotipo de INMIGRANTE = DELINCUENCIA, descubriríamos el gran milagro: si una persona está con las necesidades básicas cubiertas, no necesita robar, si su posición es media, no necesita acojonar al personal atracándole, entonces, no son tan malos…razonadlo desde este punto de vista y, milagrosamente, vuestra ira y odio hacia ellos se apaciguará… si es que no hay nada mejor que un ingenioso “truco de magia” ejecutado por la tolerancia, y tus emociones mejorarán considerablemente, y tu convivencia con ellos, también.

Un 14 % de los jóvenes votaría a un partido xenófobo –> esta gente siempre existirá, es inevitablemente, dejémonos de utopías. Que igual bajan algo, de acuerdo, pero siempre existirá este tipo de gente, lo que podemos hacer es reducirlos a un grupo tan insignificante, que no sean más que una anécdota en medio de la tolerancia.

Evidentemente no reaccionamos igual ante un tipo de inmigrante que hacia otro. Su procedencia depende mucho de nuestra visión del fenómeno. A los argentinos por ejemplo los tenemos en buena estima, sin embargo los colombianos, no nos llevamos del todo mal pero si que existe cierta desconfianza hacia ellos, y así podríamos comparar muchas nacionalidades y culturas distintas.

Y es que la inmigración es complicada, puesto que existen multitud de procedencias, y cada país tiene su cultura y peculiaridades particulares… y sus problemas son distintos también… os invito a que, antes de decir barbaridades que dejen en evidencia nuestra ignorancia, leamos e investiguemos un poco… seguro que actuaremos con mayor certeza.

Con este fenómeno todos aprendemos, ya que lo que pasaba hace un año, poco tiene que ver con este, ya que, los fenómenos sociales, si por algo se caracterizan, es por sufrir continuos cambios, y no nos queda más remedio que adaptarnos o estar amargados. ¿Qué decidis? Por mi parte lo tengo clarísimo, adaptarme

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sociedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s