EN DEFENSA DE LOS DERECHOS FUNDAMENTALES EN INTERNET

  1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.
  2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.
  3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.
  4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.
  5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.
  6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.
  7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.
  8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red, en España ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.
  9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.
  10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Este manifiesto, elaborado de forma conjunta por varios autores, es de todos y de ninguno. Se ha publicado en multitud de sitios web. Si estás de acuerdo y quieres sumarte a él, difúndelo por Internet.

Gente que no tiene ni idea de que es internet, pretende limitarlo, como si de una dictadura se tratase. Prácticamente desde que existe internet, hay programas p2p, links de descarga directa… etc, es absurdo que intenten cerrar esas páginas, pues otros abrirán otras, generarán el odio popular a las leyes, y a la SGAE en general, esa peña es la que roba, no un usuario bajándose lo que sea.

Si eres artista por mucho que limites tu disco, libro, dibujos o lo que quieras que hagas… por favor, deja de hacer el canelo y relájate… no intentes obsesionarte con la red, pues ésta siempre irá por delante de tí y cuando quieras reaccionar tu disco, libro, dibujos etc, ya lo tendrán varias personas dispuestas a compartirlas. Si esto limita tus ventas, ofrece algo alternativo y no simplista como el 90% de los creativos….

Estas son algunas ideas:

  • Si perteneces a un grupo de música, pasa de las discográficas, relájate y difunde tu disco por internet (descarga gratis) pues cuanta más gente escuche tu disco más posibilidades tendrás de que vayan a tus conciertos, y ahí está el dinero en cuestión. Traduciendo: LAS DISCOGRÁFICAS Y SUS INTERMEDIARIOS CON EL CÁNCER DE LA MÚSICA, no nosotros, los usuarios internautas.
  • Si escribes, comparte tus historias, relatos y cuentas (yo lo hago) por foros específicos y páginas del estilo pluma y espada, comunidad umbría etc. Esto no quiere decir que pases de las editoriales, pero por favor, que respeten tus publicaciones, que no lo escriban ellos por ti, pues después de todo el mejor autor o peor eres tú, no el intermediario (organiza sesiones de cuentacuentos en bares, centros cívicos, ceas…etc, y vende a un módico precio tu ejemplar y obtendrás numerosas ventas y ¡fortuna! todo para tí… no para el intermediario y / o editorial.
  • Si eres un magnífico dibujante, ilustrador… haz un logotipo que te identifique y antes de terminar tus ilustraciones, pon tu nombre con tu web si la tienes en la foto… permite que difundan tus ilustraciones o dibujos poniendo como condición que te mencionen siempre, pues el autor eres tu y no el que lo difunde
  • En general: si quieres obtener tus dibujos, libros, discos o lo que quiera que hagas, lo harán. Entonces, se creativo, y ofrece alternativas y estímulos a los usuarios para que éstos te recompensen económicamente (cuando yo quiero recompensar el trabajo de un autor le compro su producto, pero a él no a esa panda de vagos intermediarios)… y luego ya veremos lo que pasa, pero claro, si quieres el dinero fácil, venderte al mejor postor y no te importa una mierda la calidad de lo que creas, todo esto te la traerá floja

PENSAMIENTO POSITIVO

El pensamiento positivo hace posible ver lo bueno que tienen todas las cosas, sentirse seguro en la incertidumbre, confiar en uno mismo, creer en la gente, apreciar la belleza, amar, comprender y perdonar.

Lo bueno en este mundo es que tenemos la oportunidad de ser protagonistas de nuestra propia vida, si elegimos confiar en nosotros mismos y liberarnos de las dependencias.

Sin embargo, muchos no pueden permitirse estar en paz y bien porque necesitan aferrarse a alguien o a algo para sentirse seguros.

Para poder disfrutar de cada día hay que cultivar pensamientos sanos y vivir una vida sencilla.

La sencillez convierte a una persona en un ser pacífico, compasivo y sensible, capaz de ver las cosas desde una perspectiva más amplia.

La realidad es bella si sabemos mirar. Hagamos como las flores que nacen en el estiércol y son capaces de aprovechar de él lo que necesitan y transformarse en algo hermoso y perfumado.

Nos merecemos lo mejor y no necesitamos la aprobación de los demás para ser nosotros mismos, sin embargo nos aferramos a vivir en la esclavitud de personas incapaces de amarnos que nos amargan la vida.

Si practicamos el buen humor podemos cambiar nuestros pensamientos y tendremos la posibilidad de tener relaciones felices, porque somos nosotros con nuestra actitud negativa los que atraemos las desventuras.

Cuando sonreímos se activan mecanismos químicos que cambian nuestra manera de ver el mundo; y recordar momentos gratos, gente querida, y lugares bellos nos mantiene optimistas.

Si tomamos conciencia de quienes somos y lo mucho que hemos hecho, nos damos cuenta de todo lo que tenemos que agradecer, y ese esclarecimiento aumentaránuestra estima y nos dará mayor confianza en nosotros mismos.

Las líneas de amargura del rostro se borran más fácilmente mirando el lado bueno que tienen todas las cosas y si aprendemos a pensar en positivo podremos evaluar los problemas en su justa medida, sin sufrir ni desesperarnos ni enojarnos y aceptando el desafío que imponen los cambios.

Churchill decía que para un optimista una calamidad es una oportunidad, pero para el pesimista todas las oportunidades son calamidades.

La persona positiva puede ver lo nuevo y vivir el presente proyectándose hacia el futuro, pero la negativa compara sus experiencias actuales con su pasado y se queda estancada; le cuesta empezar de nuevo, darse unaoportunidad, tener proyectos, porque apuesta al fracaso y está de vuelta de todas las cosas.

Los acontecimientos adversos nos enseñan y nos obligan a utilizar nuestro ingenio y creatividad, porque no nos llegamos a conocer del todo y muchos de nuestros talentos pueden permanecer ignorados.

Cuando superamos una crisis sentimos mayor confianza en nosotros mismos, maduramos, adquirimos experiencia y nos volvemos más comprensivos y tolerantes, porque podemos entender mejor a los otros.

El temor a la incertidumbre se puede vencer con la mayor confianza en uno mismo, que solo se gana superando obstáculos.

Nos volvemos más optimistas cuando nos damos cuenta que somos capaces de resolver situaciones difíciles, salimos airosos de serias encrucijadas y podemos solucionar crisis.

El pensamiento positivo es el que genera el entusiasmo que necesitamos para decidirnos a desarrollar nuestras iniciativas tantas veces postergadas, es el que nos permite creer que podremos lograr nuestros propósitos y disfrutar haciéndolo.

Y si no pasa nada, no importa, igualmente vale el intento, porque lo peor que nos puede pasar es quedarnos con la incógnita de no haberlo hecho.

Referencia: http://psicologia.laguia2000.com/psicologia-cognitiva/pensamiento-positivo

<<<<<<<<<<>>>>>>>>>>>>>>>>

Mi libro recomendado de hoy es: “Elogio de la lentitud: un movimiento mundial desafía el cuelto a la velocidad” de Carl Honoré. Cuando esta sociedad te mete prisa y ansiedad por hacer las cosas, este libro te dice que tengas paciencia y te tomes las cosas con calma. Se que es difícil en estos tiempos esquizofrénicos de ansiedad infinita en la que nuestra meta es compra lo mejor y más rápido posible invadiendo centros comerciales y tiendas varias. Es momento de salirnos de tanto materialismo y pensar más en nuestro interior. Se que suena filosofal, y ciertamente lo es, pero lo considero imprescindible para no caer en ese aborrecible mundo gregario y sedentario como el presente… prefiero el de la sorpresa y la incertidumbre, los retos y las ilusiones al de las rutinas repetitivas y cansianas a las que la sociedad en apariencia te manda entrar. Por cierto, este libro en edición de bolsillo cuesta 7,50€. Más barato que emborracharse por ahí y mucho más interesante para nuestras neuronas, eso seguro.

Inevitablemente tengo que dar paso a otro libro brillante: “Cuentos para pensar” de Jorge Bucay… no es para leer en una sentana advierto. Es propicio para tenerle en la mesilla de noche, se trata de una recopilación de cuentos que sirven para eso, para pensar y darnos cuenta que los “graves problemas” que tenemos en la vida no lo son tanto, y que todo menos la muerte tiene solución. Según dicen otros la muerte no es un problema sino una mera transición hacia otra vida, no mejor como dice el cristianismo sino diferente, esto es, una reencarnación.

En cuanto al presente artículo, es complicado decir más en menos espacio y suelta unas perlas interesantes:

“El pensamiento positivo hace posible ver lo bueno que tienen todas las cosas”. Siempre hay un lado bueno al lado de uno que contemplamos como malo.

“Somos protagonistas de nuestra propia vida”. Hay circunstancias si, pero somos nosotros quienes las generamos con nuestro comportamiento.

“La sencillez convierte a una persona en un ser pacífico”. Evidentemente, cuantas menos necesidades nos creemos, menos ansiedad generamos, así es más fácil llevar a ese estado pacífico del que algunos hablan.

“La realidad es bella si sabemos mirar”. Nada que objetar al respecto.

Nos merecemos lo mejor y no necesitamos la aprobación de los demás para ser nosotros mismos”. En la sociedad actual, este es uno de nuestros mayores retos.

Cuando sonreímos se activan mecanismos químicos que cambian nuestra manera de ver el mundo; y recordar momentos gratos, gente querida, y lugares bellos nos mantiene optimistas”, sonreír mantiene mejor el ánimo, y eso favorece que vayan bien las cosas.

“Churchill decía que para un optimista una calamidad es una oportunidad, pero para el pesimista todas las oportunidades son calamidades”, la mejor frase del artículo teniendo en cuenta la época en la que fue dicha, esto es, la Segunda Guerra Mundial.

Los acontecimientos adversos nos enseñan y nos obligan a utilizar nuestro ingenio y creatividad”. Se podría ver como una manera forzosa y efectiva de aprender, pero muy beneficioso a medio-largo plazo.

“Cuando superamos una crisis sentimos mayor confianza en nosotros mismos”. Si superamos una circunstancia muy adversa, eso repercute directamente en nuestra autoestima, es decir, en como nos valoramos a nosotros mismos y aumenta la confianza en la propia persona.


CAPÍTULO 151 – DIOS SE ENFADÓ

El calentamiento agrava el hambre en el frágil ecosistema de Madagascar – La falta de precipitaciones lleva al abandono de los cultivos

Los sistemas de equilibrio precario son los que más van a sufrir con el cambio climático. Y Madagascar es el sistema frágil por antonomasia. La cuarta isla más grande del planeta y segunda zona más importante del mundo por su biodiversidad -aun con el 80% de sus bosques desaparecidos- tiene al 70% de sus 20 millones de habitantes sumidos en la pobreza y a buena parte de su territorio afectado por ciclones y sequías de efectos devastadores. La población, cada vez con menos recursos, cada vez peor nutrida, sufre impotente las consecuencias del calentamiento. La ligazón entre cambio climático y hambre no puede ser más clara.

“El ciclo de sequía era cada 10 años. Luego, cada dos o tres y ahora no deja tiempo a las comunidades a recuperarse”, explica Tovoheryzo Raobijaona, responsable del Sistema de Alerta Precoz (SAP) en Ambovombe, capital de una de las regiones del sur más afectadas por la falta de lluvias. El SAP es un instrumento gestionado por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) que controla lluvias, cultivos y precios para alertar hambrunas. La sequía ha afectado la cosecha de diciembre y la de abril. “Si no hay lluvia no hay cosecha, no hay comida, los hombres emigran a las minas”. Venden el ganado, que no pueden alimentar. El precio de los cebúes, moneda de cambio en las familias rurales, baja, y suben el del arroz o la mandioca, más caros que en las ciudades. “Algunos empiezan a comer tortugas y eso está prohibido, es tabú”, añade. “La gente dice que no llueve porque comen tortugas”.

En Anjamahavelo (Baobab afortunado), una comunidad de 1.500 vecinos, Willah, con 24 años y cinco hijos, cuenta que ya nadie cultiva. “No hay lluvia. Caminamos kilómetros hasta el río y luego hasta el mercado para vender agua y comprar arroz. Si no, comemos higos chumbos”. Tres de sus pequeños han padecido malnutrición severa desde 2001, identificada por trabajadores comunitarios. “Es muy duro, las sequías son más, la gente vende sus cebúes y no pueden complementar su alimentación. Comen mandioca, mañana y noche. Nada a mediodía. Dos niños han muerto este año”, dice Odille, una de los 5.000 trabajadores comunitarios formados por Unicef y el Gobierno, ante un grupo de madres y niños de etnia tandroy, de profundas tradiciones.

La falta de cosechas y el trabajo precario en las minas han creado grupos de bandidos que atacan las poblaciones. “Dios está enfadado porque los jóvenes matan, maltratan a las mujeres, es tabú. No respetan las tradiciones”, opina el anciano jefe Valiotaky, que explica así la falta de lluvia.

Hay un solo centro de salud en un radio de 50 kilómetros, sin médico. Tras nueve kilómetros de camino, dos mujeres ceden a sus niños, malnutridos, a las enfermeras para que los pesen y midan. Con seis y siete meses, la balanza no pasa de los cinco kilos. Les recetan leche terapéutica o Plumpy Nut, saquito higiénico de pasta de cacahuete y leche enriquecida, demasiado conocido ya en estos países.

Como este centro, otros 100 de la región han sido adecuados por Unicef para afrontar la malnutrición, y con el PMA distribuyen comida a las familias con niños en tratamiento. Así las madres no reparten el Plumpy Nut entre los hermanos hambrientos. Sambeie, la madre de uno de los bebés, explica que ya no pueden cultivar, que cuida ganado ajeno, lava ropas de otros. De sus 12 hijos, tres murieron. “Somos demasiado pobres”. Con 37 años, lo que cocina por la mañana dura hasta la noche. Sambeie acudirá al hospital luego (53 kilómetros más). Su pequeño no respira bien. Estará sola con el bebé, en una habitación con seis camastros, mosquiteras recogidas en gigantes larvas, ventanas sin cristales, a oscuras, fluorescentes titilantes que no encienden. Si el bebé se queja, ella ofrece un pecho yermo para calmarlo.

“Este año es serio”, dice Armand Todjaraza, el médico del hospital, y señala un póster donde se recogen meses e internamientos por malnutrición severa con complicaciones: marzo, 47; abril, 27; mayo, 34… Y los muertos, siete, hasta septiembre: “Llegan con afecciones respiratorias, malaria, diarrea, tuberculosis, todos con el hambre detrás”.

“Las mujeres están exhaustas”, se desespera Bruno Maes, representante de Unicef en la isla. “La falta de desarrollo, de servicios, afecta a las mujeres, que se casan y embarazan muy pronto, en el sur a los 13, 14 o 15 años. Sus cuerpos no aguantan. 31.000 bebés mueren al año, 80.000 niños, ocho mujeres al día”.

Maes apunta que si en el norte los ciclones son más destructivos, con inundaciones hasta en la capital, “en el sur, los periodos secos son más largos. Los agricultores ya no saben qué o cuándo plantar y la población es cada vez más vulnerable. 250.000 niños corren riesgo de malnutrición”.

Y la pobreza lanza a la gente a los bosques, a cortar leña para hacer carbón que vender. Más desforestación, más sequía. Por si fuera poco, el golpe de Estado del pasado marzo, que acabó con la presidencia de Marc Ravalomanana, ha supuesto la retirada de ayuda exterior, el 40% del presupuesto nacional, con grave efecto en servicios públicos, hospitales o escuelas. “De ahí nuestra llamada a que la comunidad internacional continúe apoyando los programas de ayuda humanitaria, de servicios sociales”. Las escuelas son determinantes para luchar en dos frentes en el sur: educación y malnutrición.

El PMA provee de comida a 883 escuelas, 170.000 niños que tienen garantizado un almuerzo diario, una manera de asegurar que los pequeños acudan al colegio y que lo hagan en condiciones: “la diferencia es enorme”, explica una de las profesoras. “A las diez de la mañana ya no podían más, sin energía, con hambre, no se podían concentrar”. Más niños pasan de curso. El programa llegará este año a 215.000 escolares, después de que Francia se hiciera cargo de su financiación, sustraída por el Banco Mundial tras el golpe de Estado. Pero otros programas se resienten.

Con una situación política paralizada, una población al borde de la quiebra (el 70% de la cual vive con menos de un dólar al día, el 42% de los niños están por debajo de su peso, el 48% con problemas de desarrollo) y la amenaza de más sequía y ciclones, las agencias humanitarias necesitan de más ayuda para la adaptación al cambio climático y procurar sacar del abismo a la población, parte de la biodiversidad única de la isla.

África: situación de partida.

Emisiones. África sólo es responsable de un 3,6% de las emisiones de dióxido de carbono del mundo, según el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP). Sus habitantes producen 0,3 toneladas por persona al año, mientras que un estadounidense emite 20.

Postura ante Copenhague. Los países africanos exigen a las naciones desarrolladas que reduzcan sus emisiones de gases de efecto invernadero un 40% en 2020 respecto a los niveles de 1990. Éstos consideran irrealizable esa petición y aspiran al 25% de recorte. Además, África exige un gran fondo de financiación para adaptarse al calentamiento y para poder instalar la tecnología que le permita desarrollarse. El continente está por la prórroga del Protocolo de Kioto, que no le impone obligaciones.

¿Qué se juega África? En 2020, las crecidas del agua afectarán al menos a 75 millones de africanos. Los cultivos se reducirán un 50%.

Fuente: http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Dios/enfado/llueve/elpepisoc/20091202elpepisoc_8/Tes

————-

Links interesantes:

Programa Mundial de Alimentos

Malaria Foundation International

Documento de Consenso sobre el manejo de la Tuberculosis

Página argentina sobre malnutrición

…..,,,,,,,,………..

Llegamos a este segundo apartado sobre el cambio climático (quedan más) y abordamos el tema desde otro punto de vista interesante: África. Me llama especialmente la atención que África es responsable tan sólo del 3,6% de las emisiones de dióxido de carbono del mundo, porque si tenemos en cuenta que físicamente representa aproximadamente el 22% de la superficie terrestre, nos encontramos con una gigantesca desproporción.

Si nos fijamos concretamente en Madagascar, el lugar que trata el artículo, la situación no puede ser más preocupante. Con esto no quiero generar alarmas apocalípticas, si no conciencia medioambiental, me explico: mi opinión es que en la actualidad no somos conscientes de lo que tenemos, con lo que derrochamos y maltratamos a nuestro planeta.

En el caso por ejemplo de España, el maltrato a las costas es preocupantes debido a la masificación turística y el gran auge inmobiliario que tuvo, construyéndose hoteles en primera línea de playa. Para tratar de paliar el tema, se sacó la famosa Ley de Costas, que solo algunos respetan (no me meto en la corrupción, que para mí es más que evidente, pero es un tema demasiado largo y alejado de esto).

El principal problema es que si nos cargamos nuestros recursos ¿cómo viviremos? Sí, estamos acostumbrados a vivir a los pobres para seguir viviendo como ricos, pero esos recursos son finitos.

CAPÍTULO 150 – EL PULMÓN DEL MUNDO ENFERMA

La sequía deja aisladas a comunidades indígenas y convierte el Amazonas en un vertedero de peces – Brasil pide ayuda para frenar el calentamiento

Tabatinga es una pequeña localidad situada en el corazón del denominado trapecio amazónico, en la frontera entre Brasil, Perú y Colombia. Es una de las áreas más estratégicas del Amazonas, apostadero de contrabandistas y narcotraficantes, donde el ejército brasileño mantiene acuartelado al Octavo Batallón de Infantería de la Selva y un Comando de Control Fronterizo. Al caer la tarde, el pequeño puerto de Tabatinga, bañado por las oscuras aguas del río Amazonas, se convierte en un bullicioso mercado al que arriban los indígenas en sus canoas cargadas con frutas, verduras y pescado. La economía de muchas comunidades indias depende en gran medida de la venta de estos productos y del trueque.

Este año la época de lluvias parece que está llegando con retraso. Una gran sequía azota la cuenca amazónica, y el efecto inmediato es un descenso alarmante de las aguas que recorren en río más largo y caudaloso del planeta. Según los expertos consultados por Greenpeace Brasil, desde julio el río Negro ha experimentado una decrecida de más de trece metros. Técnicamente, la situación se puede denominar de sequía extrema. Así que si las aguas bajan, la navegación puede ser inviable en determinados tramos del río, dejando aisladas algunas comunidades indígenas. Los indios Ticuna que llegan a Tabatinga para comerciar temen que la situación empeore.

Un basurero

Cerca de Manaos, el río Manaquiri presenta un aspecto desolador. El diagnóstico de Greenpeace es nefasto: “La sequía ha dejado el río seco y ha matado miles de peces. Las canoas y los barcos han quedado encallados en la arena. Los peces muertos generan mal olor y el bonito Amazonas parece un basurero. La población que vive en la región, totalmente dependiente de los ríos, sufre para desplazarse, y el acceso al combustible, la comida y el agua potable queda restringido”.

“La sequía de este año, hasta ahora, está asociada con una variabilidad natural. Pero con el cambio climático estos fenómenos pueden intensificarse. Los datos de esta década muestran un aumento de estos fenómenos extremos”, señala Antônio Manzi, experto en biosfera y atmósfera amazónica. Según algunas proyecciones de Greenpeace, la selva amazónica corre el peligro de desaparecer completamente. Otros informes menos apocalípticos señalan una destrucción del 83% del Amazonas en 2100.

Brasil llega a Copenhague con la responsabilidad de quien atesora el mayor pulmón de planeta: aproximadamente el 60% de los 6,9 millones de kilómetros cuadrados de ríos y afluentes que conforman la cuenca amazónica.

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva pondrá sobre la mesa de negociaciones una oferta que gira en torno a dos compromisos: una reducción de entre un 36% y un 39% de las emisiones en 2020, y una caída del 80% de la deforestación del Amazonas en la misma fecha. Lula resumía recientemente la propuesta con una de sus provocadoras frases: “Nosotros hablamos menos y hacemos más”. La declaración iba dirigida a EE UU y la UE, que el presidente brasileño señala como principales responsables del calentamiento global.

Según el director de Combate a la Deforestación del Ministerio de Medio Ambiente, Mauro Pires, “el 24 % del total de la reducción de emisiones anunciada por Brasil proviene de la reducción de la deforestación del Amazonas”. Pires habla avalado por unos excelentes datos registrados en las últimas mediciones del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales, que apuntan a una caída del 45% de la deforestación entre agosto de 2008 y julio de este año. Es un récord histórico, aunque los más de 7.000 kilómetros cuadrados que se perdieron en el último año equivalgan a un área superior a la capital brasileña.

Brasil insiste en que la preservación del Amazonas tiene efectos globales, así que es responsabilidad de todos los países del mundo. El Gobierno de Lula creó hace menos de un año el Fondo Amazonas, de carácter privado y administrado por el Banco de Fomento. El objetivo es reunir donaciones de personas, instituciones y gobiernos que quieran colaborar con la causa. “Ya recibimos una donación de 140 millones de dólares (92 millones de euros) del Gobierno de Noruega, que se ha comprometido a desembolsar hasta mil millones de dólares (660 millones de euros) en 2015. Alemania también ha donado 22 millones de euros. Ahora en Copenhague esperamos nuevos anuncios”, declara Pires.

Pero, ¿cuánto cuesta frenar el deterioro del Amazonas? “Centenas de miles de millones sólo hasta 2020 para reducir la deforestación, fortalecer la economía local, consolidar el ecoturismo, y preservar la tierra indígena. Y el problema es que los países ricos no se quieren rascar el bolsillo”, sentencia el responsable del combate contra la deforestación.

En la misma línea se pronuncia la secretaria de Estado de Cambio Climático, Suzana Kahn: “nuestra oferta de reducir en un 39% las emisiones representará una disminución de mil millones de toneladas de CO2. Para que esto suceda, es necesario un flujo de financiación por parte de los países desarrollados. Brasil apoya la creación de un fondo global para que los países industrializados destinen el 1% de su PIB a la lucha contra el cambio climático”.

Greenpeace, sin embargo, denuncia que existen trampas en los cálculos realizados por Brasil para llegar a su generosa oferta de reducción de emisiones contaminantes. “En el sector energético los números fueron inflados. El Gobierno brasileño ha proyectado unas emisiones que están muy por encima de lo calculado por el Banco Mundial o la Agencia Internacional de Energía. Si inflas intencionadamente tus previsiones de emisiones y después prometes reducirlas en hasta el 39%, el resultado es que la reducción real es mucho menor”, afirma Marcelo Furtado, director de Greenpeace Brasil.

América del Sur: situación de partida

Emisiones. Los países de América Central y del Sur emitieron en 2006 1.138 millones de toneladas de CO2, un 3,9% del total mundial. Brasil, con 337 millones, representa más de un tercio del total del subcontinente.

Postura ante Copenhague. La Amazonia es la gran baza del subcontinente. La ingente masa forestal es el mayor sumidero natural de emisiones del planeta, y, por tanto, la mayor baza de negociación de los países de la región. La postura es clara: si el mundo quiere beneficiarse del efecto sumidero, que lo pague. A cambio, Brasil ofrece reducir las emisiones casi un 40% en 2020, y la deforestación del Amazonas en un 80%.

¿Qué se juega? El calentamiento reducirá el cauce de los ríos de la cuenca amazona. Como resultado, la zona este de la región dejará de ser selva, para convertirse en sabana. La biodiversidad también sufrirá con el cambio. La productividad del sur decaerá, tanto en cultivos como en ganadería.

{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{{}}}}}}}}}}}}}}}}}}}}}}}}}}}}

El próximo día 7 de Diciembre (el lunes) comienza la “XV Cumbre del Cambio Climático” en Copenhague, capital de Dinamarca. Llegamos con más urgencias que nunca, ya que, a pesar de capitalistas incrédulos, nos encontramos inmersos en el cambio climático, que sea un viaje con o sin retorno depende exclusivamente de nuestra capacidad de reacción.

El deshielo de los polos es una prueba factible de ello y la sequía en el Amazonas, una zona increíblemente húmeda y calurosa, es otra. No me quiero meter en asuntos políticos, ya que es una pérdida de tiempo creer en esa gente a la que solo le importa la “foto” y el “que dirán” para arañar votos, prefiero pensar en soluciones, y solucionar esto pasa necesariamente por cambiar de hábitos, por reciclar, por no malgastar energía… Me importa una mierda la finalidad si por ejemplo, el anuncio de la selección española en el que sale David Villa diciendo que la calefacción a 21 grados es suficiente, es fachada o no (que probablemente sí, para hacer de buenos y responsables)… lo que me importa es el mensaje, y ese mensaje tiene que calar hondo en todos.

En mi caso particular, disfruto mucho de la naturaleza y me encanta andar por la montaña, bañarme en el río… etc., y quiero que siga siendo así, con lo que intento tener buenos hábitos (reconozco que algo siempre se me escapa) y este es un tema para tratar en la escuela…