CAPÍTULO 154 – MÁS DE 300.000 NIÑOS SOLDADO SON EXPLOTADOS EN EL MUNDO

De los más de 300.000 niños soldado, 120.000 son niñas “olvidadas”

Cuando se conmemora el Día Internacional del Niño Soldado, las ONG que integran la Coalición Española contra la Utilización de Niños y Niñas Soldados vuelven a poner sobre la mesa que “donde existe un conflicto armado es casi segura la participación de menores”.

Los organismos internacionales estiman que son más de 300.000 niños los que están siendo explotados como soldados por guerrillas y ejércitos y entre ellos, hay más de 120.000 niñas que sufren todo tipo de abusos sexuales y que a menudo son “olvidadas” en los procesos de desarme Desmovilización y Reintegración.

La Coalición, que este año se ha centrado en los menores soldado de la guerrilla colombiana, recuerda que esta realidad se produce en al menos 86 países del mundo.

Según los últimos datos difundidos por Naciones Unidas, el 10% de los niños soldado se encuentran en República Democrática del Congo. No obstante, la Coalición señala también a Chad, Israel, Somalia, Sudán y Sur de Sudán, Uganda, Yemen y Myanmar, “el país que más recurre a ellos” y donde “miles de menores forman parte de las fuerzas armadas”.

Intensificar los esfuerzos

Así, aunque más de tres cuartas partes de los países del mundo han firmado el Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño, relativo a la participación de menores en los conflictos, estas ONG denuncian que “muchos Estados han socavado el espíritu, si no la letra” de aquel acuerdo.

Por todo ello, exigen que se intensifiquen los esfuerzos porque “anteponer los derechos de los niños a las necesidades militares exige cambios de gran alcance en los valores y las actitudes” ya que “mientras no se acepte que la infancia se extiende hasta los 18 años, los menores continuarán en peligro de convertirse en soldados, especialmente en tiempos de crisis”.

Referencia: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/02/12/solidaridad/1265986939.html

COLOMBIA | Denuncia de la Coalición contra los Niños Soldado

Entre 8.000 y 11.000 niños, soldados de la guerrilla y el Ejército colombiano

Una de las mayores violaciones de los derechos humanos que se da en el marco del conflicto colombiano es el reclutamiento forzoso de menores como niños soldado y los abusos sexuales a que son sometidos, según un informe del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas de agosto de 2009.

Se trata de una práctica generalizada. El Ministerio de Defensa colombiano estima que unos 8.000 menores participan en actividades militares con las guerrillas, mientras que las ONG sitúan esta cifra en los 11.000.

Pero también el Ejército colombiano utiliza a menores para actividades de inteligencia, pese a que la legislación del país lo prohíbe, según ha denunciado el Comité dde los Derechos del Niño.

Soldados a los 12 años

Además, la edad de reclutamiento ha pasado de los 13,8 años en 2002, a los 12,8 en 2006, según la Oficina del Defensor de los Derechos Humanos en Colombia. Tanto las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), como el Ejército de Liberación Nacional (ELN) han realizado campañas de reclutamiento en colegios.

En cuanto a los abusos sexuales, la Coalición Española para Acabar con la Utilización de los Niños Soldado afirma que es difícil establecer datos fiables sobre su número, puesto que muchas víctimas no denuncian por miedo a las represalias o por desconfiar de la justicia. Sin embargo, la Corte Constitucional colombiana afirma que es “una práctica habitual, extendida, sistemática e invisibilizada en el contexto del conflicto armado”.

La niñas reclutadas son obligadas a prestar servicios sexuales, y si se quedan embarazadas son castigadas y obligadas a abortar. En 2008, la oficina del Fiscal General colombiano estudió 183 casos de mujeres y niñas víctimas de violencia sexual. De ellas, 31,2% habían quedado embarazadas y abortado estando vinculadas a grupos armados y un 40% de éstas lo habían sufrido cuando tenían entre 11 y 14 años.

Ante esta situación la Coalición pide al gobierno colombiano que cumpla las resoluciones del Consejo de Seguridad sobre niños en conflictos armados y los acuerdos internacionales sobre menores.

También, que prohíba la utilización de niños por parte de las Fuerzas Armadas con fines de inteligencia militar, ponga fin a los interrogatorios a menores desvinculados de la guerrilla e investigue los abusos.

Referencia: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/02/12/solidaridad/1265972669.html

Dos intrigantes noticias del periódico “EL MUNDO” acerca de niños soldado explotados en el mundo. La realidad es cruel y se fundamenta en una base aún más cruel. Desde pequeños los niños son adoctrinados y educados en el arte de la guerra, y, en un futuro, pasan a formar parte de las fuerzas armadas.

Me parece interesante que se destaque en este artículo que la mayoría de edad y por consiguiente, el final de la etapa infantil está en los 18 años, no en los 12,13 a 15… no, en los 18… porque antes el cerebro no está lo suficientemente maduro para afrontar mensajes de este tipo y poder defenderse.

La guerra es para mí algo tremendamente inhumano, pero más lo es meter a niños por medio. Esto es lo que esta pasando en muchos países (al artículo menciona que esto pasa en al menos 86 países…. ¡86!). Impresionante. De estos 86 países dos me han llamado especialmente la atención: República Democrática del Congo y Colombia. Creo que lo de Colombia y las FARC todo el mundo lo conoce y el que no lo conozca le invito a que investigue… descubrirá datos desgarradores.

También es lamentable los abusos sexuales realizados a niñas menores y peor aún que las “castiguen” con abortar (no, no me voy a posicionar ahora sobre el tema del aborto porque no es el caso), creándolas un trauma de por vida que condicionará por siempre su existencia. Simplemente no hay derecho.

Personalmente el respeto y cuidado a la infancia lo considero algo sagrado. Recordemos que los niños de hoy son los adultos del mañana (creo que ya lo he dicho otras veces pero siempre que tenga ocasión lo repetiré). Desde aquí deseo que estos niños se les respete el derecho a tener la vida que ellos elijan… no la que unos adultos irresponsables y sin derecho alguno sobre ellos les asignen.

Anuncios